Bibliografía


Cuando María Inostroza recorrió la Abitibi y otras regiones de Quebec en beneficio a sus numerosos viajes, no se esperaba encontrar allí su vocación. Encuentros inesperados con Algonquinos la colocaron sobre la buena pista: la recuperación de recortes de cuero, de gamusa y de piel. Los Algonquinos le enseñaron el arte a trabajar las pieles, cómo bien seleccionar los recortes de mejor calidad y cómo tratar cada pieza con el cuidado más meticuloso. Este descubrimiento de métodos ancestrales naturalmente condujo a María hacia el sector de la moda donde iba a poder liberar por fin sus talentos creativos, a la vez militando en favor del medio ambiente.

Rica de ese conocimiento tradicional y de una visión nueva para la protección del medio ambiente, María Inostroza abrió las puertas de su empresa Audas en 2005. Su colección de bolsos y accesorios de lujo fabricados a partir de materias reciclables duraderas causa rápidamente sensación ante las mujeres a quienes les gusta la elegancia, pero que se preocupan también de la defensa del medio ambiente. María Inostroza desea extender su colección de bolsos, de mitones, de guantes y otros accesorios elegantes para mujeres también ofreciéndoselos a los hombres y a los niños.